Todo empezó en 1998 ….

La gran pasión que despertó la práctica del tango y el descubrimiento de la cultura Porteña en un grupo de hombres y mujeres, les llevó a organizarse en una asociación que se concretaría el 14 de Febrero de 1998. Ésta tomaría el nombre de Asociación de Amigos del Tango “El Garage”, lugar entre otros, donde se practicaba el tango en aquellos inicios. Allí se realizó la primera fiesta de fin de año, en 1997, donde se puso de manifiesto el compañerismo y la colaboración espontánea para desarrollar actividades relacionadas con el tango.

Como asociación de aficionados, son dos las características que constituyen sus señas de identidad, junto a la ya mencionada carencia de ánimo de lucro: En primer lugar, el más escrupuloso respeto a los diversos estilos de interpretación del tango: en las milongas de “El Garage” cualquier aficionado puede bailar su propio tango, de la forma en que lo sienta y según sus conocimientos y destrezas, expresándose libremente y a su modo, sin más límite que el obligado respeto a quienes comparten pista con él en ese momento, empezando por su pareja de baile.

En segundo lugar, la más completa independencia respecto de las actividades docentes, comerciales o de otro tipo, relacionadas con el tango, en su sentido más amplio, desarrolladas por profesores y profesionales del entorno del tango. “El Garage” y sus socios tienen total libertad para elegir, de entre todas las muestras, opciones y dinámicas generadas al amparo del tango, aquellas que deseen.